Las palabras que callo se me acumulan en la cabeza y poco a poco me van asfixiando, preciso abrirles la puerta y no me basta con un papel. Exteriorizar significa exteriorizar, en el total sentido de la palabra y eso es lo que tengo intención de hacer. No importa que no guste, no importa si no hay comentarios, esto es solo una especie de charla con el psicoanalista, un ejercicio de descarga que hago público. Algunos se aburrirán, algunos sentirán compasión, o quizás vergûenza ajena, no lo sé, sea cual sea el caso... sientánse en total libertad de pasar de página. (Y sepan disculpar tanto ego)

jueves, noviembre 11, 2010

Llamenme intolerante, mala gente, lo que quieran pero diganme quién no quiso alguna vez mandar a cagar, así lisa y llanamente a tantos seres que nos perturban la mente: Al listillo que se tira de sabelotodo pero no ve más allá de su nariz; al que sabe mucho y no tiene reparos en pregonar a viva voz tooodo su conocimiento; al ególatra que se decepciona si no lo alaban permanentemente; al que se te victimiza para levantar su autoestima; al que vive de glorias pasadas; al que aburre hablando siempre de lo mismo; al que te habla bonito con el secreto deseo de hecharte un polvo; al ingenuo que le ofreces tu amistad y se imagina una vida contigo; a la amiga que se carga a tu novio; al que finge la sonrisa mientras piensa lo malo que era tu chiste; al que te llama solo cuando precisa algo; al que nunca te llama; al neurótico que se hace drama hasta por el vuelo de un mosquito; a la que lee libros de autoayuda pero no se deja ayudar; al alcahuete simpático que en el fondo te envidia profundamente; al que promete y no cumple; al inepto de tu jefe; al cliente insoportable que te pide veinte cosas y no lleva nada; al seguridad del super que te sigue; al... Aaaaaaaaah!!!!!!

Que cosa con la diplomacia...

7 comentarios:

Damian! dijo...

uhhh algunas cosas son duras me parece... bastante...

relaje Ais querida, ya pasará eso que la tiene tan así...

Ais. dijo...

Sabes que pasa? A veces uno se cansa de bancarse todo con la boca cerrada, de ser buena amiga, de ser buena empleada, de ser buena gente. Dia a dia fumarse tanta estupidez sintiendo la impotencia de no poder hacer nada para cambiarlo, la indignacion ante lo que es injusto y la tristeza de saber que nadie te banca ni la cuarta parte de lo que vos les bancás. Y encima sabés que si decis las cosas tal cual las pensas te tiras a todo el mundo en contra. Esta diplomacia, este decir "lo políticamente correcto" me tiene los huevos llenos.

Abrazo.

Damian! dijo...

Uau... como que mucha bronca por ahí... si, entiendo tu postura y tu sentir, no al 100 pero lo capto, a veces es de una o de otra manera... o te quejás o te amoldas... aunque joda, duela o lastime...
Este mundo de mierda y sus gobernantes son así... es cuestión de pelearla o dejarse ganar...

un abrazo enorme Ais, y un beso de los mios ^^

Arriba el ánimo!

javy dijo...

lamentablemente uno en la vida se encuentra con toda clase de personas , pero a la larga ya los conoces a simple vista , aunque aveces la falsedad los disfrace , es buena terapia largar toda la mierda afuera ...

Ais. dijo...

Si, es verdad, a la larga te das cuenta con solo verlos, lo que pasa es que a veces de pura ingenua que soy le doy chances a quien no vale la pena.

Gracias por comentar :)

Desilusionista dijo...

La diplomacia es divertida sólo porque puedes mandarla a tomar por saco de vez en cuando. Prueba, verás qué gustazo ;)

Frank Invernoz dijo...

Un comentario que da en la diana con precisión magistral. Hace un tiempo estaba pensando sobre todo lo que se escribe en él y lo suscribo. Leo un comentario que es durísimo pero es así. Y estamos sol@s en la vida, porque cada cual va con su rollo, con sus propios intereses y nadie nos echa una mano cuando realmente la necesitamos, sólo podemos tener la protección de la familia, de algún amig@. Hay que asumirlo, no nos queda otro remedio, sólo nos queda usar la hipocresía de la diplomacia en los casos en que querramos conseguir algo para nosotros mismos.